domingo, 13 de abril de 2014

Asistente personal (AP)

Dos acciones de gobierno fueron de las que más recongratulaba el presidente Rodríguez Zapatero (o zETAParo para sus más acérrimos detractores): La retirada de las tropas de Irak y la ley de dependencia.
Así como la primera fue bastante obvia y consistió en la corrección de una colosal estupidez de su predecesor (declarar una guerra por prescripción facultativa como terapia para superar un complejo de inferioridad), justo es reconocer que la ley de dependencia era novedosa y requería ser reflexionada(dicho en términos coloquiales, había que currársela).
Acaso precisamente por eso, al desarrollar esa ley olvidaron pensar cómo debía ser financiada.
El resultado fue que a los ciudadanos se nos concedían unos derechos cuyo coste económico no quedaba claro quién debía asumir. De este modo, por mi nivel de dependencia (el máximo contemplado), me correspondía disponer de un asistente personal (AP) o cuidadora (en femenino porque casi todos los asistentes son mujeres).
Habitualmente son las familias quienes se ocupan de las necesidades primarias de las personas que hemos alcanzado el nada envidiable estado de discapacitados.
Al no quedar clara la financiación, el Estado pasó la patata caliente a las administraciones locales que, empobrecidas por haberse acabado su principal vía de financiación (la especulación urbanística) han tenido que recurrir a fundaciones sin ánimo de lucro para que los ciudadanos no perdamos esos derechos.
Afortunadamente, no todas las fundaciones son chiringuitos  de lucro y enriquecimiento personal de la casta política y sus amiguetes.
Por mi condición de discapacitado he aprendido  que sí existen entidades cuya labor hacia la sociedad no sólo es necesaria sino imprescindible para que algunas personas podamos tener una vida merecedora de ese nombre sin hipotecar la existencia de las personas que nos quieren.
En mi caso, he recurrido a ecom.
Como me he encontrado con el caso, aprovecho para animar a las personas que busquen trabajo como AP que envíen su currículum a esta entidad por si tuvieran una vacante. No me consta que esté muy bien pagado pero son puestos de trabajo reales con sus correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social. Asimismo, animo a las personas altruistas que estén buscando una  fundación para hacer una donación económica (y desgravar los impuestos correspondientes)  que apunten en su lista de candidatos a esta fundación ya que puedo dar fe de su seriedad. Nuestros AP´s cobran regularmente sus salarios y hasta horas extras cuando trabajan fuera de horario.

Y ahora voy a hacer resumen de los AP’s que me han atendido a lo largo de estos años:
Cuando aún estaba en la Guttmann, como mis transferencias desde o hacia la silla de ruedas eran traumáticas y requerían ayuda de una persona fuerte, pensamos en un hombre. Fue entonces cuando fichamos a Salman, joven marroquí amigo de mi cuñado Luis.
No obstante, este muchacho se asustó del trabajo a realizar y sólo duró unos días.
En esas que salí de Guttmann y todo el trabajo cayó encima de Menchu, quien pilló la correspondiente depresión que requirió tratamiento médico.
Fue entonces cuando mi suegra Paquita conoció – no sé cómo- a Maricela, inmigrante ecuatoriana que trabajaba en un geriátrico y con ganas de realizar un movimiento profesional, ya que las condiciones de los geriátricos no son particularmente atractivas para los trabajadores.
Inicialmente pagábamos a Maricela por horas en negro – negrísimo pero pronto vimos que no podíamos seguir así de forma indefinida. Fue entonces cuando conocimos ecom.
Allí la incorporaron a su plantilla de aP’s dándole de alta en todo lo que tocaba dar de alta. Así que siguió haciendo el mismo trabajo y con el mismo salario pero en mejores condiciones.
Menos mal que eso fue posible porque hace poco más de un año se le diagnosticó una enfermedad grave  de la que tuvo que ser intervenida.
Ella misma buscó a su sustituta y se encargó de instruirla en las labores a realizar. Ecom no puso ninguna objeción al respecto y así fue como vino Dexy, (como la novia de Donald) también ecuatoriana.
Gott sei Dank la intervención de Maricela salió bien y pudo regresar a los pocos meses.
Ni que decir tiene que nada de esto habría sido posible sin la encomiable labor de ecom.
El pasado lunes, 7 de abril tuvimos reunión de usuarios con los trabajadores de ecom. LasAP´s no estaban convocadas. Tuve ocasión de reencontrarme con Albert a quien conozco de la uen de Collserols pero no sufre lesión cerebral sino medular a nivel C3-C4. Consecuentemente, de cabeza está mejor que yo pero no puede mover más que la cabeza y maneja la silla de ruedas con la boca. Aún así se siente feliz porque le funciona el diafragma, lo que le evita el uso de respirador. En su caso, ecom le ha proporcionado tres AP`s para diferentes franjas horarias del día.

Aunque reconozco que no soy el cuidable ideal para ningún AP, creo haberme comportado adecuadamente con ella en estos ya casi cinco años ocupándose de mí. En cualquier caso, mis propios terapeutas me han enseñado que quien más beneficiado sale de mi actitud de no dar trabajo a las personas que me rodean soy yo mismo que, de este modo, voy ganando independencia.
Aunque cueste creerlo, sí existen Fundaciones sin ánimo de lucro que cumplen su función social. Ecom es una de ellas
La Administración  traspasa a fundaciones privadas la obligación de  cumplir sus propias leyes


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comentarios y entradas