sábado, 20 de diciembre de 2014

Blogueo, luego existo

Por si alguien aún no lo sabe (cosa que dudo), el término blog es el neologismo equivalente a los antiguos cuadernos de bitácora que los capitanes de barco llevaban a bordo y escribían a modo de diario. Es una contracción de los términos ingleses: Book (libro) y log (registro): Búklog =blog. Al estilo inglés en que convierten cualquier sustantivo en un verbo, “to blog”, también en español lo podemos verbalizar convirtiéndolo en verbo de la primera conjugación: bloguear. Al término log me acostumbré en mi época de Ingeniería de Sistemas pues un log era lo que debías generar para entender un posible problema que estuviera sucediendo. Una de las reflexiones que recuerdo más me llamó la atención en el bachillerato cuando comencé a estudiar filosofía fue el planteamiento que liga la existencia al conocimiento. Es decir: Nada existe si no es conocido por alguien. Acaso lo lleve escrito en mis genes de forma equivocada pero para mí la existencia de las cosas es absoluta y no necesita ser conocida para tener lugar. Esta forma de pensar me llevó muchos años más tarde a comentarlo con mi profesor de Física Cuántica el día que nos explicó el Principio de Incertidumbre de Heisemberg. Una vez nos contó la imposibilidad de conocer simultáneamente la posición y velocidad del electrón, levanté la mano y pregunté: Pero aunque nosotros no lo conozcamos, el electrón estará en algún sitio y tendrá alguna velocidad. Sin dudarlo, el profesor me respondió tajantemente: “Eso será si cree usted en Dios. Como este profesor (Dr. Garrido) tenía fama de haber protagonizado algunas salidas de tono y toda la clase estalló en carcajadas, supuse en ese momento que se trataba de otra de sus anécdotas. Tardé muchos años en darme cuenta que su respuesta era realmente la correcta y el equivocado era yo. De mayor he escuchado razonamientos de lo más variado respecto a lo que significa ser o existir:
 -Eres lo que comes. Desde un punto de vista bioquímico es exacto.
 - Eres lo que pareces. Esta me parece una burrada aunque muy apropiada para la sociedad de las apariencias en que vivimos.
 - Ser es ser visto. Le pasa lo que a la anterior.
 - Eres lo que haces. Esta es con la que más me identifico. En el fondo es una actualización de la conocida enseñanza de un joven rabino de oficio carpintero que vivió en la provincia de Galilea del Imperio Romano a principios de nuestra era: “Por sus obras los conoceréis”. . Quienes, por la razón que sea, tenemos tan limitada la movilidad que nos obliga a estar en casa de forma casi permanente y, además, casi todas nuestras salidas físicas están relacionadas con nuestro proceso de rehabilitación,
encontramos en Internet nuestra única ventana al mundo. Si yo gozara de toda la sabiduría que me gustaría tener, podría escribir joyas literarias que expondría de forma inmediata al mundo a través de las herramientas telemáticas que tenemos a nuestro alcance.
- Diríamos en este caso: eres lo que blogueas.

 Pero como no es así, me veo en la necesidad de copiar y pegar a León Felipe:

 ¡Qué lástima que no pudiendo cantar otras hazañas,

 porque no tengo una patria, ni una tierra provinciana, ni una casa solariega y blasonada

, ni el retrato de un mi abuelo que ganara una batalla

 ni un sillón de viejo cuero, ni una mesa, ni una espada

, y soy un paria que apenas tiene una capa... venga, forzado,
a cantar cosas de poca importancia! 

Es en este libro donde Descartes escribió su famoso "Cogito ergo sum"


lunes, 24 de noviembre de 2014

Cosas que te cambian la vida

Permítaseme recordar una obviedad: No sólo las desgracias (accidentes, enfermedades, pérdida de seres queridos,etc.) sino también las buenas nuevas pueden cambiarte súbitamente la vida.
Por la época del año en que estamos, toca hablar de la lotería.
Decía un compañero de trabajo ahora fallecido (F. Lluch) de quien ya hablé en otra ocasión que la lotería es el único juego que no se juega para ganar sino por si ganan los demás.
De acuerdo con este principio, los creativos publicitarios han realizado un anuncio cuyo mensaje viene a ser: “Compra lotería, no vayas a ser tú el único imbécil a quien no le toque”.
Como no podía ser de otra manera, el anuncio se ha prestado a todo tipo de parodias, algunas con tintes políticos,
por ejemplo esta 
Dicen-y estoy de acuerdo- que no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita.
Conforme a ese principio, soy la persona más rica que conozco y – probablemente- que conozca el lector.
Al perder prematuramente al cabeza de familia, me acostumbré a vivir de forma muy austera.
Ciertamente, hace ya tanto tiempo, que ya ni recuerdo cuál fue la última necesidad que tuve y no pude satisfacer por razones económicas.
El otro día, comentaba con David B.- mi fisioterapeuta- que poco o nada cambiaría mi vida si me tocara el gordo de la lotería de Navidad. Cierto que viviría más tranquilo, pero mi rutina diaria de terapia, terapia y más terapia no cambiaría. Como él mismo me dijo, mover mi mano y brazo izquierdos no es una cuestión de dinero.
No existe ningún centro ni terapeuta neurorehabilitador en el Mundo que me pueda asegurar llegar a moverlos.
Lo que puede hacerse, ya lo estamos haciendo y, lamentablemente, el resultado no se puede garantizar.
Sí que hay algo que haría con el premio y es bastante simple: Me compraría un coche adaptado a mis limitaciones para poder asistir de forma autónoma a las terapias.
Eso ya lo ha hecho un compañero de terapia (Luis) quien primero tuvo que reexaminarse de conducción.
De oficio maquinista de Ferrocarrils, se le diagnosticó una malformación congénita en los capilares que riegan el cerebro en una de las muchas revisiones médicas a las que se someten las personas que tienen muchas vidas bajo su responsabilidad.
Au sin revestir la urgencia que requieren otras patologías como podría ser un tumor, decidió operarse para seguir en activo y evitar la posibilidad de un AVC en condiciones no controladas.
Sin embargo, lamentablemente la intervención no salió todo lo bien que hubiera sido deseable y se quedó con las secuelas propias de un ictus.
Otra compañera de terapia (Gemma) también presentaba un aneurisma pero no lo supo hasta después de sufrir el ictus.
A un primo mío (Suso) se le diagnosticó un aneurisma a principios de los años 70 y le recomendaron someterse a una intervención en Suiza entonces pionera  consistente en reforzar las paredes capilares alrededor del aneurisma para evitar que reviente.
Empleado de un famoso banco español con el nombre de la capital de Cantabria, el banco corrió con todos los gastos de su viaje sanitario a Suiza. Y así hasta el día de hoy.
En mi caso no se ha llegado a determinar ni aun remotamente la causa del ictus. Supongo que la hipótesis del aneurisma fue lo primero que estudiaron  los neurocirujanos aunque sin resultados positivos.
Voy a ser sincero y no negaré que sí existen bienes materiales que me gustaría alcanzar caso de disponer de los correspondientes recursos económicos. En concreto dos: EGrantecan (Gran Telescopio de Canarias  y un viaje de turismo espacial. Sin embargo, el primero no está en venta y –aunque lo estuviera- sería un pecado privar a la comunidad científica de tan preciado instrumento para mi simple capricho.
Tampoco está en venta el telescopio Hooker de Monte Wilson en California aunque al menos en este caso no tendría remordimientos por los científicos ya que su uso para tales fines ha decaído en los últimos años por causa de la contaminación lumínica producida por la ciudad de Los Ángeles.
En cuanto al segundo bien, se requiere mucho más dinero
  del que proporciona un premio gordo de lotería.
He aquí una imagen del venerable telescopio Hooker en MonteWilson (California)
 
Sí me cambiaría la vida disponer para mí de un gran telescopio



martes, 11 de noviembre de 2014

Un nuevo blog

Después de dos años con mi blog "diario de un afectado por ictus", mi blogoterapeuta (Sara) me ha sugerido que comience un nuevo blog sobre un tema que domine, como es el caso de la investigación espacial.
 
Es obvio que soy el Ser del Universo que más sabe sobre mí mismo pero mis esporádicas incursiones en política y neurociencias demuestran que mejor me dedique a hablar de temas en los que soy más competente, com ara el Espacio.Como se deduce de mi perfil, estoy retirado por invalidez de modo que dispongo de mucho tiempo para escribir, actividad que también me sirve para mantener mi cerebro activo y retrasar al máximo mi inevitable envejecimiento.

La única alternativa conocida al envejecimiento es la muerte y, puestos a elegir, prefiero envejecer.
Que mi aparato locomotor esté cada día más deteriorado es algo que no puedo evitar  aunque mi lesión cerebral me ha acercado a la fisioterapia y otras terapias que me ayudan a ralentizar el proceso. Asimismo, me ha permitido conocer personas de avanzada edad que me han enseñado qué es la llamada tercera edad y que hacerse mayor forma parte de la vida. Algunos abueletes me han hecho pensar que de grande quiero ser como ellos aunque ignoro cómo lo han hecho para llegar a tan avanzada edad en tan buen estado.

Parece que se atribuye a Tolstoi la frase"La mayor sorpresa de la vida es la vejez".
Aún me quedan 15 años para llegar a la edad oficial de jubilación, de modo que aún no entro en la categoría de anciano. A veces pienso que soy un afortunado por haber sufrido mi accidente a una edad lo suficientemente mayor para haber realizado la mayoría de cosas que quería hacer en la vida y, a la vez, lo suficientemente joven para albergar esperanzas de rehabilitarme totalmente.
Cuando conozco más casos de personas afectadas por ictus, veo que muchos lo sufrieron hace 10 o más años y nunca han dejado la rehabilitación.
A mí me dio con 46 años y a mi vecina de enfrente con 86. El resultado fue que yo estoy aquí y ella no pudo superarlo.
Por otro lado, si me hubiera dado 10 años antes, mi recuperación habría sido mucho más rápida pero también me habría perdido muchas cosas buenas que viví en los últimos 10 años antes del accidente.


Anna Karenina es probablemente una de las obras más conocidas de Tolstoi

domingo, 9 de noviembre de 2014

Nada

Si no hubiera fallecido el 31 de agosto de 1975, hoy sería el cumpleaños de mi padre pero lamentablemente sí falleció, así que hoy no tengo nada de lo que hablar.
Hace ya muchos meses que sabíamos que lo único que hoy iba a suceder serían las celebraciones en Berlín del 25 aniversario de la caída del muro.
No obstante, durante todo el día y hasta bien entrada la madrugada la Consellería de la Veritat (pronúnciese tevetrés) nos machacará con inventados datos de participación y resultados de votaciones que unos pardillos sobrados de tiempo afirmarán haber recontado.
Me intriga conocer la factura que Industrial light& Magic habrá pasado a la Generalitat por fabricar un documental con miles de personas haciendo interminables colas para poder votar.
Si los correspondientes responsables del Govern no han sido todo lo incompetentes que los suponemos, habrán encargado dos versiones: Con lluvia y sin lluvia.
Estoy de acuerdo con Salvador Sostres que esta pantomima no servirá para nada.
Si yo fuera secesionista, estaría muy cabreado con este paripé de nula utilidad.
Como comenté el otro día, si  los votantes del President Mas son capaces de creerse que no han votado por culpa de España, en las próximas- y probablemente anticipadas- elecciones autonómicas catalanas CiU debería prometer la inmortalidad y riquezas ilimitadas a todos los catalanes y luego culpar al Gobierno español del incumplimiento de la promesa.
Pero hablemos de ictus, que es de lo que se supone que va este blog.
Tengo una compañera de terapia (Marta) que no habla una palabra y los terapeutas me dicen que no existe en su organismo ninguna limitación fisio ni neurológica para no hacerlo. Simplemente, no le da la gana de hablar.
A nivel motor, está mejor que yo puesto que mueve sin problemas las cuatro extremidades y - aunque con bastón - puede caminar.
Cuando intentas comunicarte con ella, suele soltarte un grito que asusta y te hace pensar que sufre demencia total.
Se lo conté a Menchu y me dijo que yo también había pasado por esa fase de no hablar nada.
Sí recuerdo que el hecho de hablar se me hacía muy cuesta arriba y representaba un tremendo esfuerzo psíquico por lo que yo tampoco quería hablar.
Recuerdo un día a mi hermano Manuel que se desesperaba para que yo hablase.
Agotado de que yo permaneciera en silencio, me dijo:
Di algo.
Algo, le respondí. En ese momento ambos comprendimos que no tenía problemas para hablar y, a partir de entonces, comencé a hablar sin problema
Conforme a esa misma lógica es por lo que a esta entrada la he titulado "nada" pues eso es de lo que toca hablar hoy.
También viene a mi memoria una viñeta de Mortadelo y Filemón en la que éste le dice: "Mortadelo, está usted muy ocupado? es que el Súper nos ha encargado una nueva misión!"
"No Jefe, no se preocupe. No estoy ocupado!"
En una de las habituales exageraciones del genial Ibáñez, en la siguiente viñeta se ve a Mortadelo leyendo un gigantesco libro en cuya tapa se lee título y autor: "Nada por Tedio Plómez Sopor".
Para exagerarlo más, entre el cuerpo de Mortadelo y las tapas del enorme libro han crecido un montón de telarañas. En esta Catalunya cada vez más parecida al universo de Mortadelo y Filemón, F. Ibáñez sólo necesitará leer la prensa local para inspirarse en sus historietas
Viene a mi memoria también una anécdota que, aunque suene a chiste, sucedió realmente.
Estaba yo impartiendo un curso sobre un paquete software y el manual de curso estaba escrito en francés.Había una página totalmente en blanco en la que sólo ponía "rien".
Uno de los alumnos (Manolo M.) se quiso quedar conmigo y  me preguntó:
- Qué quiere decir rien?
Y yo piqué
- Nada
-Hombre, algo querrá decir!
La Conselleria de la Veritat nos ofrecerá inverosímiles imágenes de miles y miles de personas votando

jueves, 6 de noviembre de 2014

Volver a trabajar



El otro día, mi buen amigo Manel nos deleitaba en su blog con una viñeta-chiste en la que dos tíos hablaban frente a una mesa con unas bebidas.
-          El otro día, al salir del trabajo atropellé un unicornio.
-          No me jodas, tienes trabajo?
Está claro que en un país con más desempleados que empleados,  el tema del trabajo es tremendamente sensible.

No obstante, leo con envidia en el blog de Nacho (http://chisbaterrasa.blogspot.com.es/2014/10/mi-vida-futura-espero-que-sea-tranquila.html) sus optimistas perspectivas de futuro profesional.
La verdad, que yo le veo muy bien.
Cierto que su dificultad al hablar delata que algo le ha sucedido pero de movilidad lo veo mucho mejor que yo.
Él se queja de que ha perdido equilibrio para desplazarse sobre dos ruedas (bici o moto) pero al menos puede mover ambas extremidades superiores sin dificultad lo que le permitiría agarrarse al manillar sin problema.
Eso es algo que yo no podría hacer. Como mi extremidad superior izquierda no responde a mis órdenes, no me sería posible manejar ningún medio de transporte que lo requiriera.
Cierto que muchas personas son capaces de montar en bici sin tocar el manillar pero me temo que en mi caso eso tampoco sería posible.
Incluso subirme a una bicicleta estática representa un reto para mí y necesito ayuda de los terapeutas.
Yo tenía un currículo profesional muy defendible y del que me sentía orgulloso.
A nivel académico era difícilmente mejorable aunque a nivel profesional me faltaba experiencia en cargos directivos y de gerencia. En los idiomas que podía hacer constar como fluidos (inglés francés y alemán) podía sostener una entrevista de trabajo, incluso telefónica, así como impartir una ponencia aunque la traducción inversa (del español a una lengua extranjera) era muy mejorable.
Con mi experiencia en ingeniería de sistemas estaba familiarizado con las tecnologías de la información y gran cantidad de paquetes software del mercado, llegando a ser experto en alguno de las muy comunes. También llegué a ser especialista en herramientas que ya no existen, lo que yo denominaba paleoinformática.
La experiencia en ventas no obstante, no la adquirí hasta muy poco antes de mi accidente.
Cuando me preguntan a qué me dedicaba antes de descerebrarme, suelo responder que enseñaba Matemáticas en la Universidad porque tengo comprobado que eso provoca en mi interlocutor una admiración hacia mí mayor que si digo que me dedicaba a la ingeniería de sistemas o a la venta de software en una multinacional de informática.
Con frecuencia entonces, me preguntan si no lo echo de menos y si me gustaría volver a mis clases.
La verdad que sí me gustaría pero no me siento capacitado para impartir unas clases de calidad.
Como docente, además de la Universidad, había impartido enseñanza secundaria y seminarios a clientes de los productos software que dominaba y que los clientes nos tenían contratados.
Aun así tuve la nada envidiable experiencia de estar en nómina del INEM durante todo el tiempo que duró la prestación porque no encontraba manera de reincorporarme a la actividad laboral.
Eso me llevó a darme de alta en un montón de bolsas de trabajo online nacionales y extranjeras. Actualmente aún recibo muchas ofertas de trabajo en lugares remotos.
Cuando eso sucede, corro a la web en cuestión para actualizar mi perfil y cambiar mi status de solicitante de empleo a retirado por handicapped (inglés o francés) o behindert (alemán).
Si procede, también explico el motivo de mi discapacidad: Ictus (lenguas españolas), stroke (inglés), schlaganfall (alemán), accident vasculaire cérébral (francés).
Sin embargo, mi currículo se termina abruptamente aquel 29 de junio de 2009 al subir por la rampa del garaje.
Al igual que Nacho, en ocasiones también pienso que me gustaría volver a trabajar.
Sin embargo, si durante dos años y estando sano no pude encontrar trabajo, no me imagino ahora una entrevista de trabajo:
-          Qué ha estado haciendo los últimos seis años?
-          Rehabilitación y escribir este blog.
-          Cuál fue su último proyecto importante?
-          En 2009.
-          Cuál fue su última venta?
-          En 2009.
-          Dispone de vehículo propio y carnet de conducir?
-          Sí pero tengo que cambiarme el vehículo por otro adaptado y volver a examinarme de conducción. Eso sí. Ahora puedo aparcar en los sitios reservados a minusválidos.
-          Dígame una razón por la que debería contratarle a usted y no a otro candidato.
-          La empresa recibirá una subvención por contratar a un discapacitado con una importante reducción en las cuotas a la seguridad social y podrían justificar obras de reforma internas del local para adaptarlo  y hacerlo accesible. Yo mismo podría encargarme de gestionar la petición de ayudas.
Afortunadamente, gracias al tiempo pasado en el pluriempleo, la pensión que me ha quedado es suficiente para vivir y pagarme las terapias de rehabilitación.
Además, aunque a nadie se lo deseo, es más rentable una pensión de invalidez que la de jubilación por edad.
Con frecuencia criticamos que nuestros políticos ya cobran la máxima pensión si en su haber cuentan con dos o más legislaturas.
Lo mismo pasa con la invalidez. No necesitas cotizar hasta los 67 años para cobrar el máximo.
Sangrante resultó hace unos años el caso del califa de Córdoba Julio Anguita quien se aferró todo lo que pudo a su escaño porque, si lo dejaba, para alcanzar la máxima pensión se veía obligado a regresar a su antiguo puesto  ejerciendo el noble oficio de maestro de escuela, cosa que no le apetecía ya hacer después de tantos años alejado de la docencia.
Es por todo esto que comprendo la preocupación del President Mas por seguir siendo President. Sin oficio conocido fuera de la política, es comprensible que se aferre al poder para evitar ir al INEM.
Aunque le quede una paga vitalicia como ex –President, ya no podrá optar a una jubilación como la del ex honorable ciudadano Jordi Pujol i Soley, a quien por cierto ya podemos dar la bienvenida al club de los pensionistas, como se la dimos hace unos meses al ciudadano Juan Carlos de Borbón y Borbón.
Comprendo por eso que el President Mas  haya convocado una costellada en los embargados locales de su partido para recoger firmas pidiendo algo que no podemos decidir nosotros porque afecta a terceros del mismo modo que tampoco podemos decidir quién ha de ser el Presidente de los USA aunque las decisiones de ese señor nos acaben afectando.
Lo que sí que no acierto a comprender es por qué el Tribunal Constitucional prohíbe que un partido político celebre actividades lúdicas en sus locales (acaso por estar embargados?).
Supongo que el President Mas y el Presidente Rajoy acordaron hacer el máximo de ruido durante estos días de noviembre para evitar que se hablara de la corrupción en sus respectivos partidos.
Sin embargo, si a los votantes de Mas les sirve la excusa de que no ha habido consulta porque España no nos deja, las próximas elecciones autonómicas Mas debería prometer la inmortalidad y riquezas ilimitadas a todos los catalanes y luego culpar a España por el incumplimiento de la promesa.
De todos modos, tanto el ciudadano Jordi Pujol como Astut (capaz de engañar a todo el mundo todo el tiempo) Mas, con las fortunas que han amasado desde el poder (por el bien de Catalunya, se entiende) no necesitan  para su supervivencia ni la pensión de jubilado ni el sueldo de expresident.

Comenzando por sí mismo, el President Astut Mas ha sido capaz de engañar a todo el mundo todo el tiempo 

sábado, 25 de octubre de 2014

Sonrisas y lágrimas

Es el título de esta entrada la desafortunada traducción del ídem de una película originalmente titulada “the sound of music”.
A lo largo de mi proceso de rehabilitación, pocas sonrisas ha habido y sí muchas lágrimas.
Si bien he sido casi siempre testigo de las primeras, casi nunca lo fui de las segundas.
Básicamente lo conozco por lo que me han contado.
Sí vi llorar a Menchu  cuando recordaba las primeras horas de mi accidente.
También la primera vez que sufrí un ataque de epilepsia, motivo por el cual comencé a tomar medicación preventiva.
Luego he descubierto que la mayoría de lesionados cerebrales (descerebrados) estamos obligados a tomar anti-epilépticos de forma preventiva y, según me dijo la Bascu, deberemos tomarlos al menos durante 20 años.Corría por ahí la leyenda que con dos años era suficiente pero conozco, por ejemplo, el caso de Toni que sufrió un ataque de epilepsia a las pocas semanas de comenzar a dejar la medicación
De lo sucedido mientras estuve entre aquí y allá, nada supe hasta que me lo contaron.
Conociéndolas, puedo imaginar el drama de mi hermana Clara y mi madre y asi me lo han confirmado.
De mis hermanos, Ignacio y Manuel, todo lo que se  es porque me lo han contado.
Cuando mi hermano ignacio venía a darme de comer con su habitual " Hola Santi, soy Ignacio. Tienes hambre?, a veces me contaba: Ha venido a verte Fulano. Debe de apreciarte mucho porque ha salido llorando.
Debe tenerse presente que yo soy el hermano más pequeño y mis hermanos siempre me han mimado como a tal, por lo que también puedo imaginar lo mal que lo pasaron.
Como todo sucedió en verano, se quedaron sin vacaciones en 2009.
Me explicó por ejemplo mi madre que se encontró un día a mi hermano Manuel por un rincón llorando como un niño, de modo  que le preguntó:
-         ¿Qué te pasa Viejo? (así le llamamos)
-         Ay Mami que el Santi se muere. Ya estaban todos clavándole los clavos a la caja.
-         No Viejo, no te preocupes.  Eso son cosas de Clara! Ya verás cómo se recupera.
-         No, Mami que lo han dicho los médicos y Menchu también lo ha dicho.
Como no podía ser de otra manera, también los comestibles lo pasaron mal sin saber si volverían a ver a su padre. En su caso, además había el añadido de que no les dejaban entrar a verme, como sucede en todos los hospitales con los niños.
También mi suegro Ernesto me tiene contadas anécdotas del sufrimiento de los familiares de otros pacientes que estaban en la sala de espera, muchos de ellos con peor suerte que yo.
En cuanto a sonrisas, supongo que pocas hubieron, y, en todo caso, no me lo han contado.
Imagino que  sí hubo algún comentario surrealista de Santi, como tiene por costumbre.
De la sala de espera, dudo que hubiera ningún grasiosso como suele suceder en situaciones dramáticas.
Mención aparte merece una situación verdaderamente absurda protagonizada por mi compañero de habitación de la Guttmann durante casi toda mi estancia: El señor Jaume B. quien había sufrido un accidente doméstico cayéndose por las escaleras de su casa.
De edad avanzada, siempre se quejaba de que tenía frío y pedía a sus familiares que subieran la calefacción, cosa que hacían poniéndola al máximo, con lo que yo me asaba de calor.
Cuando indicaba a los enfermeros que bajaran la calefacción porque tenía calor, el Señor Jaume decía: “Quina sort tens nano, jo estic glaçat”.
Completamente desorientado, el señor Jaume estaba convencido de que estábamos en la cárcel y por eso no podíamos salir. A veces me decía: “De la presó no es pot sortir, oi?
Sin embargo, la absurda situación a que vengo a referirme es que un día, convencido de que se tenía que ir de viaje a Londres, se fue a la isleta de enfermeras a reclamar sus billetes. Yo no lo vi pero mucho nos reímos cuando lo contaron sus hijos Jaume y Gemma.




Otra coincidencia con la historia de “Sonrisas y lágrimas” son los tiempos que corren.


Ya he comentado en varias ocasiones mi actual costumbre de tragar mucha tele.


Muchos de los reportajes que se ofrecen últimamente tratan sobre el advenimiento del nazismo en la Europa del primer tercio del siglo XX.


Cuando los veo, no puedo dejar de identificar aquel hecho histórico con el ambiente social que se vive actualmente en Catalunya.





Es por eso que la huida de Austria de la familia Trapp a través de los Alpes me hace pensar que nos toque a nosotros lo mismo si llega a materializarse una Catalunya Independent con un narco-Estado propio (propiedad de la familia Pujol i Ferrusola) y sin leyes (Oriol Junqueras dixit).

lunes, 20 de octubre de 2014

Enhorabuena Peny


Comenté hace unas semanas que habíamos llevado a Peny- que estaba en celo- con el perro del vecino de Cambrils ya que son de la misma raza.
Pasadas las semanas correspondientes, se ha producido el feliz acontecimiento y ha traído al mundo a sus cachorros.
Finalmente fueron 5 pero uno de ellos vino en bastante mal estado y sólo sobrevivió unas horas.
Me gustaría poder poner sus restos mortales a disposición de los genetistas caninos por si podían averiguar algo a partir de ellos. Sin embargo, ignoro qué ha podido ser de tales restos, de modo que no podrá ser
Los cachorros de Peny y yo, además de ser mamíferos, tenemos en común idéntica preocupación por la unidad de España.
Análogamente, tales cachorros comparten con todos y cada uno de los miembros del Govern de la Generalitat idéntico interés por los problemas reales de los ciudadanos de Catalunya.
Comenté también con ocasión de la confirmación de los comestibles  mi enfado con el Espíritu Santo por haberse dedicado últimamente a visitar a todas mis terapeutas e incluso a una de mis médicos rehabilitadoras (la doctora abC). Ya he comentado más arriba que la concepción de Peny poco debe haber tenido que ver con el Espíritu Santo y sí mucho con el perro del vecino, pues Peny no es – ni puede ser en ningún caso- creyente ya que carece de la capacidad de razonar (es una perra) y – probablemente – hasta de alma. Tampoco creo que tenga mucho que ver el Espíritu Santo con los embarazos de mis terapeutas quienes conviven todas con una pareja masculina. La epidemia de embarazos comenzó hace ya mucho tiempo  cuando yo todavía estaba en la Guttmann.
Creo recordar que la primera en caer fue Mireia, terapeuta ocupacional (T.O.).
Como en aquellos tiempos yo aún no era consciente de mi incontinencia verbal, le solté sin pensar: Sí es verdad que se te han inflado las tetas y se te han puesto de premamá.
Luego ya en la uen, fueron por este orden: Mar, Paula, (neuropsicos) Miriam (fisio) y, la última, aún de baja, Raquel (T.O.). Lo cierto  es que iban despareciendo por una temporada y, al regresar, contaban, he tenido una nena. Ese hecho me hacía pensar que sí podía ser obra y gracia del Espíritu Santo.
Es biológicamente posible que una hembra de mamífero se quede embarazada sin necesidad de aparearse con un macho. Ese fenómeno se denomina partenogénesis virginal y es el método habitual de reproducción en algunas especies animales. Al no haber intercambio genético, no obstante, la cría es idéntica a la madre por lo que sólo puede ser una hembra.
Aunque los bebés de Peny no sean objetos de su propiedad, han representado unos Reyes

adelantados para los comestibles.


Santi con uno de los bebés de Peny

Comentarios y entradas